Tipos de trastornos

Tipos de trastornos

Palabra lío viene del latín voy a agobiar, que significa dar la revés al otro banda. Se define como aquel leve destrucción de la vitalidad o estado de enajenación.

Sus causas pueden provenir de factores externos o internos. Entre los extremos se encuentran los relacionados con la presencia de virus, organismos o enfermedades que la persona adquiere, por presión social, moda, etc. y entre los factores internos están los que provienen de los genes.

Tipos de trastornos


problemas de personalidad

Es el cambio que se registra en el comportamiento, donde las personas llegan a sufrir alucinaciones y tener pensamientos perturbadores que provocan que se aíslen de la sociedad.

desórdenes psicóticos

Son psicopatologías graves que llevan a la persona a alejarse de la efectividad, donde crean alucinaciones y delirios.

desorden de humor

Además se conoce como trastorno cariñoso. Es una variación que se crea en el estado de humor de una persona.

Tipos de trastornos del estado de humor

Este tipo de trastorno se manifiesta en personas que de modo constante y en ocasiones permanente muestran sentimientos de frustración, desánimo, desesperación, etc.

Afecta la forma en que una persona piensa o actúa. Se manifiesta por cambios de humor y gran inestabilidad social.

Desórdenes de ansiedad

Es la reacción que registra una persona que atraviesa una situación agobiante o de cierta incertidumbre. Sólo se puede diagnosticar cuando varios síntomas de ansiedad se unen para producir algún graduación de angustia o destrucción en la vida de la persona.

Las personas con este tipo de trastorno no pueden sufrir su vida con total normalidad, ya que en ocasiones tienen problemas en la clan, en la escuela y en las relaciones sociales.

Tipos de trastorno de ansiedad:

  • Trastorno obsesivo compulsivo

Este tipo de trastorno describe a los pacientes que tienen ideas, pensamientos e imágenes intrusivas. Está directamente relacionado con sentimientos de estrés, ansiedad y miedo. Los pensamientos registrados pueden causar malestar, llamados pensamientos obsesivos, donde llevan a la persona a realizar compulsiones para sentirse mejor y disminuir la ansiedad.

Ocurre cuando el terror o el miedo aparece repentinamente en la persona, lo que se vincula con sentimientos de asesinato inminente. Suele causar varios síntomas, como: dolor torácico, palpitaciones, dificultad para respirar y molestias.

  • Trastorno de estrés postraumático

Este tipo de trastorno se produce cuando el paciente se ve expuesto a una situación traumática, que le ha proporcionado una experiencia psicológica muy agobiante, que puede derivar en una discapacidad. Entre los síntomas que desencadena este trastorno se encuentran el cansancio emocional, la irritabilidad, los sentimientos de ira, las pesadillas, que se presentan cuando la persona revive la situación traumática.

Trastorno de ansiedad generalizada

Este trastorno hace que la persona sienta una gran preocupación y al mismo tiempo una continua ansiedad crónica, que rompe con la normalidad de su vida.

Son estos miedos los que sienten con destino a ciertas cosas como arañas o serpientes, y nunca logran tolerar este miedo, que se clasifica como un miedo irracional que puede conducir a un comportamiento de evitación.

Este miedo puede ser causado por diversos estímulos fóbicos, como contar en ascensores, volatilizarse en avión, casta, conducir vehículos, truenos, etc.

Tipos de trastornos fóbicos

  • Agorafobia: es el miedo irracional que desarrolla una persona cuando se encuentra en espacios abiertos, como parques, avenidas, ambientes naturales, etc. El estímulo que crea la fobia no es el sitio en sí, sino la situación que crea la persona en esa zona donde puede tener un ataque de ansiedad, del cual le resultaría difícil y difícil salir.
  • Fobia social: Es uno de los tipos más comunes donde se crea un miedo irracional intenso en determinadas situaciones de interacción social, conveniente a que la persona con esta fobia siente una gran ansiedad por ser juzgada por los demás, criticada, ser el centro de atención, etc. . Las personas con fobia social se sienten incapaces de tomar en restaurantes, hacer presentaciones a otras personas, asistir a eventos sociales, etc.