Teoría del patrimonio

teoria del patrimonio

Explicamos qué es la teoría del patrimonio en derecho, en qué se diferencia la teoría clásica de la teoría moderna y sus fundadores.

¿Qué es la Teoría del Patrimonio?

La teoría del patrimonio es, en el campo de las ciencias jurídicas y del derecho, la disciplina que estudia en qué consiste el patrimonio, sus tipos y cuáles son las relaciones patrimoniales. Se encarga de encontrar un concepto práctico, una tipología útil y un conjunto de herramientas que sirvan para pensar las reglas que rigen el patrimonio.

Básicamente, existen dos teorías diferentes del patrimonio: la teoría clásica o teoría de la personalidad del patrimonio, y la teoría moderna o teoría de la asignación del patrimonio. Los dos se distinguen sobre todo por su enfoque conceptual del patrimonio, es opinar, su forma de concebirlo y definirlo.

Esto te puede ayudar: Derecho de Clan

La teoría clásica o patrimonial de la personalidad

Aunque la noticia de herencia proviene de la decadencia romana, asociada a la propiedad paterna y los derechos que se transmitían a los descendientes, La primera teoría sobre este tema se remonta al siglo XIX.concretamente a la obra de los juristas franceses Charles Aubry (1803-1883) y Charles Rau (1803-1877) a partir de 1873.

Para ellos, miembros de la escuela francesa de exégesis, el patrimonio debe entenderse como un conjunto espiritual de acervo, derechos, obligaciones y cargaspresente y futuro, pertenecientes a la misma persona y dotados de una “universalidad jurídica”.

Estos fundamentos quedan adheridos a la persona por su propia voluntad, por lo que cada uno tiene su herencia, que es “una emanación de su personalidad” (de ahí el segundo nombre de esta teoría). Por la misma razón, el patrimonio es indivisible, único e inalienable durante la vida de la persona, porque enajenar el patrimonio equivaldría a enajenar su personalidad.

Sólo la homicidio de la persona puede legalizar la transmisión de acervo a terceros (sus descendientes), ya que se negociación en existencia de la terminación del patrimonio del difunto y de la creación, nuevamente, de un patrimonio único, indivisible e inalienable para el heredero.

Esta teoría clásica (incluso conocida como subjetiva) ha sido criticada por su difícil aplicación a la vida positivo, particularmente en lo que se refiere a la distinción entre riqueza y capacidad de apoderarse activos futuros. Esto implicaría que todos necesariamente poseen un patrimonio, ya que tienen la posibilidad futura de apoderarse dichos acervo o medios, entendido como una “prenda tácita” por Aubry y Rau.

Por otro banda, esta idea de patrimonio es particularmente problemática cuando pensamos en el patrimonio empresarial u organizaciones, ya que sólo las personalidades tienen activos. Los autores, para el resto de los casos, hablan de una “Medida de acervo”, sin explicar exactamente a qué se refieren con esto.

La teoría moderna o la afectación patrimonial

Además conocida como teoría objetivista, teoría finalista o teoría alemana, fue propuesta por los juristas alemanes Alois von Brinz (1820-1887) y Ernst Immanuel Bekker (1785-1871), quienes se opusieron a las opiniones del abogado francés Marcel Planiol (1853- 1931) sobre el patrimonio colectivo. Esta teoría fue luego retomada por el Código Civil germánico en 1900 y el de Suiza en 1907.

La teoría objetivista aspira a desviarse de la teoría clásica del patrimonio, ya que propone la idea de que el patrimonio no requiere necesariamente que una persona exista.

Por el contrario, afirma que el patrimonio perfectamente puede existir sin dueño, ya que la idea misma de patrimonio se sustenta según la cesión que hace de los acervo que lo integran, es opinar que lo central en el patrimonio no es la persona sino los objetos que lo componen. De ahí el nombre de esta teoría.

Según Brinz y Bekker, la cesión de patrimonio es lo que permite proseguir unidos los fundamentos que lo componen, sin que exista un propietario visible. Lo llamaron “la herencia de la rendición” (Zwechvermogen) o “activos objetivos”.

Para los autores, de esta forma, el patrimonio debe entenderse como el conjunto de relaciones jurídicas que afectan acervo, acciones y derechos individualizados y determinados en tiempo y extensión, y que estén objetivamente destinados a un fin crematístico y procesal. En este postrer caso, la teoría objetivista incluso se aleja de la universalidad jurídica en el sentido del maniquí clásico.

Finalmente, según la visión objetivista, La riqueza no puede existir sin activos., y no se tiene en cuenta la opción futura de poseerlos. Así, es posible que una finca no pertenezca a determinadosino cualquier cosalo que facilita las cosas cuando se negociación de activos comerciales.

Continuar con: Triunfar

Referencias

  • “Patrimonio” en Wikipedia.
  • “Patrimonio” en la Ilustración Jurídica.
  • “Definición y Teorías del Patrimonio” en la Universidad Latinoamericana (México).
  • “Teorías del Patrimonio” de Sonia Reynoso en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (México).