Pisos Flotantes

piso flotantepisos flotantes Son una maravilla arquitectónica ya que, como su nombre indica, no se pegan en la superficie sino que sirven como revestimiento de suelos de tablones de madera. pimplar. Esta superficie debe estar sequía, firme y plana.

Del mismo modo, los pisos flotantes pueden ser laminados flotantes, pisos flotantes de ingeniería o pisos flotantes de madera maciza.

Características de los pisos flotantes


  • Se encuentran con un gordura de 8 a 15 centímetros.
  • Son excelentes aislantes térmicos y no requieren pulido ni plastificado.
  • La luz del sol no hace que pierdan su color.

Tipos de capas para suelos flotantes


Cubrir

Es la capa superior compuesta por resinas especiales que crean un aplastado rico en durabilidad y resistor.

Laminación o melamina

Proporciona un rematado a la madera. Compuesto por dos placas del mismo material, siendo la segunda una imitación.

Sustrato

Cuerpo de suelo con tratamiento antihumedad.

grabado estabilizadora

Es una hoja de cálculo que brinda soporte y estabilidad mientras actúa como una capa que absorbe la humedad.

Colocación de parquet flotante


Los pisos flotantes se pueden instalar sobre revestimientos para pisos como flexit, plancha, impermeable o cerámica, pero no sobre pisos de madera. moqueta. De hecho, tiende a arrebujar y produce una irregularidad con el tiempo que provocará el movimiento del tableros asfalto flotante.

Para retener exactamente cuánto material se va a utilizar en la construcción e instalación de los pisos, primero se debe contar la habitación en la que se colocarán. Las medidas se hacen con un cinta métrica. En primer área, se toman las dimensiones que existen de muro a muro en el interior del área.

Si el subsuelo es de hormigón, primero debe cubrirse con un subsuelo de madera o madera contrachapada. Esto se hace para crear aislamiento y evitar la humedad. Él tableros Se recomienda utilizar hilos orientados o asimismo llamados contrachapados en este procedimiento.

Con las medidas tomadas en las habitaciones, se podrá retener cuántas tablas se utilizarán. En el mercado se pueden encontrar distintos tipos de suelos prefabricados. Los más demandados son el cagiga, el arce y el noguera.

Luego de comprar el material, se desenrolla en el suelo y se corta con una cuchilla, según las medidas tomadas previamente. Este material está sellado con cinta de sellado. Los tableros se pueden colocar en paralelo o en diagonal dependiendo de la forma de la habitación. Las tablas se unen ranura por ranura y con un martillo de contragolpe se golpea el monolito protector.

Se debe dejar un espacio entre la madera y las paredes que permita un espacio vacuo entre ambas, esto para que haya una dilatación y una encogimiento y que la última habitación de la hilera se adapte aceptablemente al suelo. Las demás filas se siguen instalando pero alternadamente para que coincidan las juntas. Esto se hace hasta el suelo de la habitación está completamente cubierto.

Los espacios libres se cubren con un zócalo. Una sugerencia importante es comprar un 5% más del producto estimado para comprobar de tener suficiente material al momento de instalar los pisos flotantes.

Una tabla de nivelación y espuma ayudará a cortar los marcos a las medidas exactas tomadas anteriormente.

Ventajas de los suelos flotantes


  • Son fuertes, duran mucho tiempo y son fáciles de instalar.
  • Se pueden utilizar inmediatamente a posteriori de la instalación.
  • Son buenos aislantes contra las altas temperaturas y el ruido.

Desventajas de los pisos flotantes


  • Aunque contienen chapas de madera, la apariencia no es material.
  • Se debe tener cuidado con el agua, manteniendo expedito el suelo aplastado nada más con un paño húmedo.
  • Algunos son muy caros.

Más tipos de suelo