Efecto Mandela

efecto mandela

Te explicamos qué es el emoción Mandela en la memoria colectiva y por qué se produce. Igualmente, ejemplos de la historia y la civilización popular.

¿Qué es el emoción Mandela?

Es conocido popularmente como el emoción Mandela. aberración social que instala en la memoria colectiva memorias o certezas de cosas que nunca sucedieronpero cuando se validan tanto individual como colectivamente, se dan por ciertos, pudiendo así contradecir la ingenuidad evidente.

Lleva el nombre del político sudafricano Nelson Mandela (1918-2013), gracias a la emplazamiento académica paranormal estadounidense (es opinar, pseudocientífica) Fiona Broome quien, cuando se supo la anuncio de la crimen de Mandela en 2013, afirmó que verdaderamente estaba muerto en la período de 1980. .Lo risible es que mucha familia dijo que ‘recordaba’ la crimen ‘verdadero’ de Mandela, contra toda evidencia objetiva.

Este no es el único caso del emoción Mandela, y muy a menudo estos memorias ficticios dan oficio a teorías conspirativas, malentendidos o telediario falsas. La propia Broome en 2013 afirmó que había una conspiración internacional utilizando a Mandela como símbolo, e incluso hubo quienes afirmaron que se trataba de una clara evidencia de la existencia de universos paralelos. Todo ello, fruto de la (mala) memoria colectiva, y del innegable poder de la ficción.

Ver asimismo: superstición

¿Por qué se produce el emoción Mandela?

La explicación científica del llamado emoción Mandela tiene que ver con El poder de la sugestión y la presión de categoría.capaz de hacer que la familia piense salvajemente, pero asimismo con la naturaleza de la memoria.

Lo que llamamos “memorias” son impresiones mentales más o menos fieles a la verdad de lo sucedido, que a medida que pasa el tiempo y la experiencia vivida se vuelve cada vez más lejana, se vuelve cada vez más vaga e imprecisa, a excepción de aquellos que suelen ser contados.

Como sabe cualquiera que haya jugado al “teléfono roto” (en el que se envía un mensaje a través de una esclavitud de escuchas telefónicas y resulta ser poco completamente diferente al flamante), con cada repetición de una historia, se modifican algunas de sus características.

Así, es posible que la memoria sea susceptible de este tipo de “reescritura”, especialmente cuando se tráfico de memorias que no son centrales para nuestra experiencia subjetiva. El cerebro humano no puede rememorar todo lo que hemos pasado, y gran parte de lo que recordamos se friso en las historias que hemos hecho de lo que hemos pasado, porque rememorar la historia es más sencillo y factible que revivir la experiencia. Es una cuestión de eficiencia.

Entonces, es posible que muchas personas recuerden las cosas de una modo diferente a como lo hacían ayer, por el simple hecho de que se las han dicho así a lo generoso de los primaveras. Si a esto le sumamos la presión de pertenencia al categoría y el poder de sugestión de Internet, entendemos por qué se produce el llamado emoción Mandela.

Ejemplos del emoción Mandela

Otros casos conocidos del emoción Mandela son:

  • cuando en 2016 Origen Teresa de Calcuta fue canonizada por la Iglesia Católica, muchos dijeron rememorar que en 1990 ya había sido canonizada.
  • Interiormente La película Casa Blanca hay una espectáculo famosa entre el pianista “Sam” (Dooley Wilson) e Ilsa Lund (Ingrid Bergman), cuya bisectriz más famosa a menudo se cita como Tócala otra vez, Sam o “Tócala de nuevo, Sam”. Pero esta bisectriz nunca se pronuncia en la película.
  • Muchos recuerdan la personaje icónico del mecanismo de mesa Monopoly viste como un acomodado del siglo XIX, incluido un monóculo; pero lo cierto es que en ninguna de sus apariciones presenta este tipo de lentilla ciega.
  • Interiormente La película El imperio Contraataca de la clan extirpación de las Galaxiastodos recuerdan la famosa frase del rival, Darth Vader: “Luke yo soy tu padre”. Sin incautación, en dicha espectáculo culminante, el malvado Lord Sith nunca pronuncia el nombre de su hijo.
  • Se atribuye comúnmente a Idealista, la famosa novelística de Cervantes, la cita “Ladra, Sancho, señal que rodamos” o una variación similar. Pero lo cierto es que esta frase nunca aparece en ningún de los dos tomos del Idealista.

Seguir con: emoción palomilla

Referencias

  • “Sensación Mandela” en Wikipedia.
  • “El emoción Mandela” en el Goethe Institut.
  • “El emoción Mandela, ‘atajos’ cerebrales que pueden beneficiar a las fake news” en El Diario (España).
  • “¿Qué es el emoción Mandela y cuáles son los casos más famosos que recordamos?” por Ada Nuño en El Confidencial.
  • “El emoción Mandela: cómo se producen los falsos memorias” en Healthline.