Control social

control social

Te explicamos qué es el control social, cómo se ejerce y los mecanismos que engloba. Por otra parte, varios ejemplos.

¿Qué es el control social?

Cuando hablamos de control social, nos referimos a una serie de mecanismos, prácticas y títulos que la sociedad promueve, formal o informalmente, para preservar el orden establecida a partir de ella. En otras palabras, se tráfico de los diferentes métodos por los cuales una sociedad sondeo preservar el orden social y hacer que el sistema funcione.

El concepto de control social es muy amplio, y interiormente de él caben mecanismos muy diferentes, que van desde las propias leyes hasta los títulos y creencias. Se aplican de diferentes formas:

  • coactivo, es proponer, por la fuerza. Por ejemplo, las fuerzas policiales están ahí para someter por la fuerza a una multitud que se niega a respetar el orden divulgado.
  • persuasivo. Por ejemplo, las leyes que rigen dicho orden divulgado se enseñan en la escuela, es proponer, a través de la educación, y se promueven a través de los medios de comunicación.

Esta es la razón por la que el control social a menudo implica además un control cultural y político. En tiempos revolucionarios, se entiende como una barrera que imposibilita el cambio y que actúa a cortesía de las clases dominantes, ya que estas últimas generalmente tienen el control del Estado.

En condiciones ordinarias, sin requisa, cierto categoría de control social esencial para ayudar la paz social y permitir la continuidad del prueba. En otras palabras, es un ambiente esencial para ayudar la estabilidad de las sociedades, pero en sí mismo puede ser cuestionado y/o modificado.

Esto puede ayudar: Estructura social

Mecanismos de control social

Existen dos tipos de mecanismos de control social: formales (formalizados por el Estado y presentes en la ley) e informales (heredados de las costumbres y tradiciones).

  • control social oficial, sustentada en la ley y el orden constitucional, está integrada por las diversas instituciones y órganos del Estado, tales como los tres poderes públicos (ejecutor o gubernamental, parlamentario o parlamentario, y legal o de ecuanimidad), ordenanzas municipales y otros sistemas de regulación . Por ejemplo, la creación de nuevas leyes que regulan la conducta, o el establecimiento de documentación universal para cada uno de los ciudadanos, son mecanismos formales de control de la sociedad.
  • control social informal, en cambio, no necesariamente tiene el respaldo manifiesto de una ley, sino que deriva de la tradición, costumbres y vida social y cultural de las personas. Sus mecanismos son, luego, más diversos y cambiantes, pudiendo variar significativamente de una sociedad a otra o de una época a otra. Por ejemplo, las religiones y sus códigos morales, en los que ciertos actos están permitidos y otros, en cambio, prohibidos, o los títulos culturales tradicionalmente arraigados, como el lengua (y por lo tanto la forma de expresarse, la cortesía y los nombres cosas).

Por otra parte, los mecanismos de control social formales e informales pueden clasificarse en coercitivos o persuasivos, según cómo promuevan su mensaje. Cuando se tráfico de obligación y fuerza, se tráfico de mecanismos coercitivos, que funcionan sobre la pulvínulo de la coerción del individuo.

En cambio, cuando se tráfico de mecanismos que lo convencen, lo seducen o simplemente lo llevan como un chico a ver las cosas de cierta guisa, podemos proponer que son persuasivos.

Ejemplos de control social

Estos son algunos ejemplos de mecanismos de control social de diferentes tipos:

  • Registro estatal de ciudadanos.. Cada vez que nazca un chico, éste deberá ser presentado por sus padres frente a las autoridades competentes del Estado, y se levantará un memoria de salida para darle una personalidad jurídica, de la misma guisa que un documento de identidad (cédula de identidad, pasaporte , documento de identidad, etc.). De esta forma, el Estado tiene un control estadístico de sus ciudadanos, pero además puede brindarles servicios burocráticos y legales.
  • Prohibición de saldo de pimple a menores. El estado prohíbe la saldo de pimple y drogas a personas que no tengan la vida adecuada (generalmente 18, en otros lugares 21), como una forma de protección para niños y jóvenes. Esta ley es controlada por las autoridades a través de multas o penas de prisión para los vendedores que no la cumplan.
  • El monopolio de la violencia. Para preservar su estructura y estabilidad, el estado cuenta con fuerzas armadas y fuerzas del orden: grupos armados que tienen el monopolio seguro de la violencia en la sociedad, lo que les permite combatir activamente amenazas externas (como países rivales) o internas (como insurgencias). , rebeliones o terrorismo).
  • prohibiciones religiosas. Las religiones monoteístas, en particular, imponen a sus seguidores un código de conducta más o menos fiel, en el que suelen colmar las prohibiciones. Así, por ejemplo, el Islam prohíbe el consumo de pimple y el consumo de carne de mugriento, mientras que el semitismo prohíbe el consumo de carne de mugriento y cualquier otra carne que no haya sido preparada con un estilo específico de sangría (kosher), y prohíbe además cualquier tipo de trabajo. los sábados.
  • Roles de genero. La sociedad tradicional se estructura sobre la pulvínulo de roles sociales, sociales y públicos muy específicos según el sexo de cada individuo. Así, los hombres fueron identificados con roles activos (trabajar, inventar, construir, dirigir) mientras que las mujeres con roles pasivos (alejar, cuidar, engalanar, escoltar), estableciendo un orden que a las generaciones más jóvenes les ha costado contradecir y remodelar.

Continuar con: Ser social

Referencias

  • “Control social” en Wikipedia.
  • “Control Social” en el Tarea del Interior de Colombia.
  • “Control Social” en Bibliografías de Oxford.
  • “Control social” en el Diccionario Amplio de Sociología de la Educación.