Antigua China

antigua china

Te explicamos qué era la Antigua China, su origen, civilización, crematística, aportes y otras características. Por otra parte, qué dinastías la gobernaron.

¿Qué fue la Antigua China?

Con el nombre de “Antigua China” se hace relato, de una forma muy imprecisa, al pasado antiguo de la civilización China, una de las más antiguas de la humanidad. Se comercio de una civilización asiática surgida en la región uruguayo del continente, hace rodeando de 5.000 o 6.000 primaveras (según sus propios relatos orales), aunque sus más antiguos documentos escritos provienen de hace cerca de 3500 primaveras. Es una de las pocas culturas que se ha conservado de forma ininterrumpida desde la Pasado remota hasta la Era Contemporánea.

A pesar de que la Antigua China abarcó un inmenso demarcación en el que vivían distintos pueblos y civilizaciones, su historia se centra mayormente en la etnia Han, el más populoso y dominante entre los cincuenta y seis pueblos chinos reconocidos, al cual le corresponde el 92 % de la población coetáneo de China y el 20 % de la población mundial coetáneo. Este asociación étnico consolidó su dominio durante la indicación dinastía Han (206 a. C. – 220 d. C.), considerada como el periodo dorado y fundacional de la identidad china.

La historia antigua de China, sin incautación, es muy mencionado. Los primeros grupos humanos conocidos en poblar su demarcación surgieron en las adyacencias del Valle del río Amarillo rodeando del año 5000 a. C. Existe evidencia arqueológica que sugiere un parada nivel de sofisticación en la civilización agrícola de estas poblaciones ancestrales, como es el caso del célebre caserío neolítico de Banpo, descubierto en 1953 cerca de la ciudad de Xi’an. Las tres grandes civilizaciones prehistóricas que surgieron en este espacio fueron:

  • La civilización Hongshan (c. 4700-2900 a. C.). Fue una civilización creadora de grandes obras arquitectónicas y talladora del jade, pero que no dejó evidencia de una dispositivo política centralizada.
  • La civilización Liangzhu (c. 3400-2000 a. C.). Fue una civilización que estuvo concentrada en el ámbito del laguna Tai o Taihu, trabajó intensamente el jade y desarrolló sistemas políticos más complejos y los primeros rasgos de prácticas culturales unificadas.
  • La civilización Longshan (c. 3000-1900 a. C.). Fue una civilización cercana al curso medio del río Amarillo, que dejó evidencias importantes de activo sido una sociedad jerarquizada, con copioso intercambio comercial, intensa ocupación agrícola y guerras frecuentes.

Puede servirte: Primeras civilizaciones agrícolas

Las dinastías de la Antigua China

Cerca de el 2000 a. C. surgieron en China las primeras dinastías conocidas, que fundaron una tradición imperial central en la historia venidera. La primera conocida fue la dinastía Xia, pero de acuerdo a los relatos mitológicos chinos la Antigua China fue gobernada anteriormente por tres augustos y cinco reyes míticos, de los que no existe sin incautación evidencia histórica alguna. Estos gobernantes mitológicos fueron:

  • Un respetable celestial o emperador de Jade (Suiren), un respetable tangible (Fuxi) y un respetable humano (Shennong).
  • El rey Huángdì (conocido como el “Emperador amarillo”), el rey Zhuanxù, el rey Dìkù, el rey Tángyáo y el rey Yúshùn.

Las distintas dinastías de la indicación Antigua China se sucedieron la una a la otra desde el 2000 a. C. aproximadamente, hasta la fundación del Imperio chino. Las tres dinastías antiguas fueron:

  • La dinastía Xia (c. 2070-1600 a. C.). Fue la primera de las dinastías chinas, compuesta por 17 reyes sucesivos.
  • La dinastía Shang (c. 1600-1046 a. C.). Fue la segunda dinastía china, pero la primera de cuya existencia hay evidencia escrita. Abarcó casi 28 reinados sucesivos.
  • La dinastía Zhou (c. 1046-256 a. C.). Fue la última dinastía china pre-imperial y la más larga de las tres. Coincidió con la era del surgimiento de la letras china clásica y de pensadores, como Confucio, y la edificación de la Gran Muralla China.

A estas tres dinastías le siguieron dos períodos de guerras intestinas y descentralización del poder, conocidos como el Período de las Primaveras y los Otoños (771-476 a. C.) y el Período de los Reinos Combatientes (476-221 a. C.). Estos lapsos de caos político terminaron con el progreso de la dinastía Qin (221-206 a. C.), la primera de las dinastías imperiales que restableció el orden y sustituyó la rudimentos de “reyes” por la de “emperadores” con atributos religiosos. A esta primera dinastía imperial prosiguieron:

  • La dinastía Han (206 a. C.-220 C.). Protagonizada por la etnia Han, fue una era de gran esplendor para la civilización china, y culminó con un nuevo período de caos, en el cual se enfrentaron tres reinos distintos y que se conoce como el Período de los Tres Reinos (220-280 d. C).
  • La dinastía Jin (266-420 d. C.). Los Jin lograron reunificar temporalmente a China, pero cayeron delante los pueblos nómadas del ideal, que dividieron el imperio nuevamente en dieciséis reinos distintos, dando pie al período conocido como los Dieciséis Reinos (304-439 d. C.).
  • La dinastía Sui (581-618 d. C.). Una nueva reunificación china se produjo bajo el mando de los pueblos del ideal, quienes impusieron una nueva dinastía tras derrotar a la débil dinastía Cheng del sur de China. En esta etapa se hicieron grandes obras de ingeniería, como el Gran Canal y la ampliación de la Gran Muralla China, y se expandió la influencia del budismo.
  • La dinastía Tang (618-907 d. C.). Este se considera el punto culminante de la formación de la civilización china y una época de esplendor, a pesar de que el gobierno de los Tang fue interrumpido por el progreso al poder de una de las concubinas del emperador Gaozong, la cual pasó de ser emperatriz viuda a proclamar su propia dinastía, la dinastía Zhou, intentando revivir el esplendor de épocas pasadas. La nueva dinastía duró escasamente 15 primaveras, pues a sus 80 primaveras de tiempo la emperatriz Wu Zétian fue removida del poder y los Tang volvieron a regentar el imperio. Sin incautación, los Tang perdieron nuevamente el poder y China volvió a sumergirse en una etapa de caos y luchas intestinas conocido como el Período de las Cinco Dinastías y los Diez Reinos (907-960 d. C.).
  • La dinastía Song (960-1279 d. C.). La última reunificación de la Antigua China estuvo a cargo de los Song, quienes fueron los primeros en implementar un ejército permanente equipado con armamento de pólvora. Durante este espacio la población china se duplicó y se alcanzaron revolucionarios avances científicos y tecnológicos.

Características generales de la Antigua China

A grandes rasgos, la Antigua China se caracterizó por:

  • Fue una de las más antiguas y precoces civilizaciones de la Pasado, surgida en torno al valle del río Amarillo y el valle del río Yangtsé, rodeando del milenio V a. C. Desde sus orígenes fue una civilización intensamente agrícola y presentó una importante pluralidad étnica, gramática y religiosa.
  • Estuvo caracterizada por grandes y extensas monarquías hereditarias, conocidas como “dinastías”, en las que el poder político se centralizaba, seguidas generalmente de lapsos de inestabilidad, lucha interna y descentralización del poder.
  • Fue la civilización más influyente del Asia antigua, creadora de un maniquí de escritura mediante pictogramas que fue adoptivo y adaptado por las culturas vecinas, como la japonesa o la coreana. Se trató de una potencia económica y marcial durante la longevo parte de su historia.
  • El nombre de “China” proviene de la transcripción al sánscrito (Cina) del nombre de la dinastía Qin (pronunciado “chin”), por parte de los antiguos persas. Este término se popularizó a través de la Ruta de la Seda, a pesar de que los antiguos romanos se referían a China como Seres (“de donde proviene la seda”). Por otra parte, durante mucho tiempo, la Antigua China fue conocida en Poniente como Catay, término derivado del pueblo chino de kitán, al cual el viajero Situación Polo habría llegado en el siglo XIII.
  • A pesar de la pluralidad étnica que caracteriza a la región, la historia de la Antigua China es mayormente la historia del pueblo Han, el más predominante de toda la región.

Ubicación geográfica de la Antigua China

El demarcación de la Antigua China llegó a ser mucho más vasto que el de la China coetáneo. Se extendía desde el desierto de Gobi y las tierras de los mongoles al ideal, hasta el coetáneo mar de China al sur y buena parte de la península de Indochina, y hasta las montañas del Tíbet y el Turquestán al oeste. Las islas de Taiwán y Qiongzhou eran parte de su demarcación y las regiones de Corea, Birmania, Laos, Tonkín y Siam fueron estados tributarios bajo su influencia.

Ordenamiento sociopolítica de la Antigua China

Como la mayoría de las grandes sociedades rurales de la Pasado, la sociedad china estuvo organizada en clases sociales muy acertadamente delimitadas, que distinguían entre la aristocracia marcial gobernador y el campesinado. El sistema tradicional de ordenamiento sociopolítica era de tipo feudal, transmitido que el poder era ejercido por los terratenientes, cosa que cambió con la venida al poder de la dinastía Qing y la conformación del imperio.

Sin incautación, durante el esplendor de la dinastía Zhou, se estableció un sistema social no feudal que reconocía a cuatro categorías de personas, conocidas como “las cuatro ocupaciones”: los guerreros (shi), los agricultores (nóng), los artesanos (góng) y los comerciantes (shang).

Sin incautación, a partir de la era imperial la Antigua China se rigió por la monarquía absoluta: se abolió el feudalismo y se dividió el imperio en 36 provincias distintas, regidas por gobernadores civiles y militares, y se controló el Estado mediante una válido y precoz burocracia, que sometía a los funcionarios del Estado a rigurosos exámenes y evaluaciones. A partir de la dinastía Han, adicionalmente, el confucianismo fue la ideología oficial del Estado.

Civilización de la Antigua China

La civilización china fue a menudo de las más avanzadas del mundo antiguo, especialmente en el ámbito de la tecnología y la innovación. Desde sus inicios fue una civilización inmensamente diversa, ya que cada uno de los 58 pueblos que componían la nación albergaba una cocina, una jerga y unos ritos particulares.

Sin incautación, en sus momentos de longevo centralización, como en el auge de las dinastías Han y Tang, se fue fraguando una identidad más o menos popular, asociada a las doctrinas del confucianismo (o neoconfucianismo, seguidamente) y el taoísmo de Lao-Tsé.

En materia religiosa, el pueblo chino profesaba su propia religión tradicional y sincrética, buena parte de la cual sobrevive hasta nuestros días. En ella el culto a los ancestros jugaba un papel muy importante, así como la conexión con divinidades menores y prácticas chamánicas.

El budismo hizo su entrada en China desde épocas tempranas y jugó todavía un rol esencia en la conformación de la civilización china tradicional, al hacer contribuciones en áreas como la medicina, la letras, la filosofía y la política. Así nació la reforma china del budismo, durante la dinastía Tang, conocida como budismo chan o budismo zen.

Otro aspecto muy diverso de la antigua civilización china fue su cocina, en la que el arroz fue el principal tipo unificador: un alimento que se cultivó en China desde el Neolítico.

Por su parte, la antigua cimentación china evidenció una vistazo estética similar, en la que predominaron las pagodas y la simetría, así como la influencia de la filosofía del feng shui en el diseño de edificaciones y de los grandes jardines imperiales.

Patrimonio de la Antigua China

La Antigua China fue una civilización eminentemente agrícola, que conoció en épocas muy tempranas el comercio y la vacada, y que desarrolló sus propias técnicas de trabajo del jade y de la metalurgia, centrándose sobre todo en el hierro. Entre sus principales productos estuvieron el arroz y el té, y seguidamente la seda, un producto que les permitió comerciar copioso y exitosamente a través de la indicación Ruta de la Seda, con persas, indios, árabes e incluso con Poniente.

Por otro flanco, la civilización china imperial desarrolló un maniquí de burocracia que permitía una eficaz casa recoleta de impuestos y un registro fidedigno de las actividades oficiales. Había funcionarios encargados de la casa recoleta del tributo, funcionarios dedicados al arte de la pelea y una vasta red de mensajeros imperiales, lo cual permitía al imperio un manejo eficaz de su información y de sus bienes.

Inventos y aportes de la Antigua China

A la Antigua China se le atribuyen numerosas invenciones y aportes a la humanidad, entre los cuales destacan:

  • El papel. En China se han descubierto objetos antiguos de papel que datan del siglo II a. C., mucho antiguamente de la término establecida de “invención” de la técnica de fabricación del papel con pulpa de celulosa por parte del pusilánime y asesor imperial Cai Lun (50 a. C. – 121 d. C.). Ya en el siglo III d. C. el papel había desplazado a otros soportes tradicionales de la escritura en toda China, como las tiras de seda o las láminas de bambú.
  • La imprenta. Si acertadamente la imprenta como la conocemos fue creada por Johannes Gutenberg en el siglo XV, en China se han hallado documentos impresos mediante un sistema de sellos de madera que datan del siglo VI o VII. Con este sistema no solo se imprimían textos (como anuncios o edictos imperiales), sino todavía calendarios y folletos encuadernados.
  • La pólvora. La fabricación de explosivos tuvo muchos usos en la Antigua China, como la elaboración de fuegos artificiales para las celebraciones, o de armamento marcial como bombas incendiarias y, seguidamente, armas de proyectiles con pólvora, como cañones. Los primeros manuscritos con la fórmula de la elaboración de la pólvora datan de la dinastía Song, aunque existe evidencia de su uso varios siglos antiguamente.
  • El papel moneda. La primera civilización en utilizar los billetes fue la china durante la dinastía Song. Los billetes fueron conocidos como Jiaozi y emitidos por el Estado a través de sus distintas fábricas, en las que se empleaba a más de mil trabajadores. Esto fue un reflexivo del inmenso poderío financiero de la China de los Song.

Sigue con: Civilizaciones antiguas

Referencias

  • “Historia de China” en Wikipedia.
  • “Inventos de la Antigua China” en Wikipedia.
  • “Grandes Civilizaciones: China” (video) en ArteHistoria.
  • “La antigua China: el Imperio de los antepasados” por Qi Yanfen en Unesco.
  • “Ancient China” en World History Encyclopedia.
  • “History of China” en The Encyclopaedia Britannica.