Fiebre maculosa de las Montañas Rocosas en perros

Fiebre maculosa de las Montañas Rocosas (RMSF), una enfermedad bacteriana transmitida por garrapatas, puede afectar a perros de todas las edades y razas en todo Estados Unidos. Los síntomas de la RMSF varían y van desde leves letargo al extremo dolor en las articulaciones, hinchazóny convulsiones. Temprano tratamiento antibiótico suele ser eficaz, pero evitar que las garrapatas piquen a los perros es la mejor defensa contra esta infección.

¿Qué es la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas?

La fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es una infección sistémica causada por la bacteria Rickettsia rickettsii. Estas bacterias son transportadas por garrapatas y transmitidas a los perros a través de la picadura de una garrapata infectada. Cuando una garrapata se alimenta, las bacterias de su saliva viajan al torrente sanguíneo y se reproducen en las células de los vasos sanguíneos, que se inflaman y contraen.

Síntomas de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas en perros

La fiebre maculosa de las Montañas Rocosas puede ser difícil de diagnosticar únicamente por los síntomas debido a la gran variedad de signos y la similitud con otras enfermedades. Los signos iniciales de infección por R. rickettsii pueden incluir:

FiebreLetargoInflamación de los ganglios linfáticosTosDolor muscular y/o articularDolor abdominalVómitos y/o diarreaInflamación de la cara o las extremidadesPetequias (manchas rojas) en las encías o los ojosConvulsiones

Un aumento en la temperatura corporal, tos, ganglios linfáticos inflamados y malestar abdominal son síntomas generalizados de RMSF. Los perros con esta enfermedad transmitida por garrapatas también pueden experimentar dolor muscular, letargo y piernas hinchadas.

A medida que avanza la infección, es común la hinchazón de la cara y las patas, y un perro puede desarrollar pequeñas hemorragias o hematomas llamados petequias que aparecen como manchas rojas dentro de la boca y en el blanco de los ojos.

Causas de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas

La fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es una rickettsiosis o infección bacteriana intracelular causada por la bacteria Rickettsia rickettsii. Se transmite a través de las picaduras de varios tipos diferentes de garrapatas, que incluyen:

Garrapata americana del perro (Dermacentor variablis) Garrapata de la madera de las Montañas Rocosas (Dermacentor andersoni) Garrapata marrón del perro (Rhipicephalus sanguineus)

Diagnóstico de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas en perros

Un veterinario realiza un examen físico completo después de que se presentan síntomas de RMSF. Si se sospecha RMSF, se recomendarán análisis de sangre y, posiblemente, un análisis de orina y radiografías.

Los análisis de sangre verificarán los niveles de glóbulos blancos, que a menudo serán bajos en los perros infectados. También se puede realizar una prueba especial de dos partes llamada ensayo inmunofluorescente indirecto (IFA) para buscar anticuerpos contra la bacteria R. rickettsii.

Si un perro tiene fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, el conteo sanguíneo completo (CBC) también puede mostrar niveles anormales de proteínas junto con valores anormales de electrolitos, hígado o riñones.

Tratamiento

Dado que la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas es causada por bacterias, se usan antibióticos para tratarla. Por lo general, un ciclo de antibióticos de tres semanas es efectivo. En algunos casos, se pueden necesitar esteroides ya que la infección puede desencadenar una respuesta inmunitaria hiperactiva que comenzará a atacar el propio cuerpo del perro. En casos severos, puede ser necesaria una transfusión de sangre. Si no se trata, la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas puede ser mortal.

Pronóstico para perros con fiebre maculosa de las Montañas Rocosas

Los perros tienen las mejores posibilidades de supervivencia y recuperación de la RMSF si la infección se diagnostica y trata temprano en el curso de la enfermedad. Las infecciones que han progresado son más difíciles de tratar porque afectan a más órganos y pueden desencadenar respuestas autoinmunes.

Cómo prevenir la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas

Las garrapatas son las portadoras de esta enfermedad, por lo que la prevención depende de prevenir las picaduras de garrapatas. Los propietarios deben mantener a los perros alejados de las áreas infestadas de garrapatas y usar un preventivo de garrapatas según lo recomendado por sus veterinarios.

Los controles diarios de garrapatas y la eliminación de garrapatas después de estar en áreas boscosas o de césped sin cortar ayudarán a reducir las posibilidades de que se transmitan enfermedades transmitidas por garrapatas. Si se encuentra una garrapata en un perro, debe eliminarse lo antes posible para evitar la transmisión de la enfermedad. Será necesario extraer con cuidado toda la garrapata, incluida la cabeza.